Asunción
25 °C
lluvia ligera
Anuncie en el sitio

El Grupo Heinzel se convierte en inversor estratégico del proyecto Paracel

El grupo empresarial con sede Austria apuesta al proyecto de forestación e instalación de la primera planta de celulosa en Paraguay, del que se convierte en inversor estratégico. Así lo anunciaron Paracel S.A. y Heinzel Holding GmbH.

La inversión de Heinzel completa el capital estratégico necesario para el desarrollo de esta idea. De acuerdo a lo anunciado, el grupo contará con el 25 % de las acciones de Paracel una vez que el proyecto esté completo.

Sebastian Heinzel, director general del grupo empresarial, destacó la característica innovadora de este proyecto de producción forestal y celulosa. “Paracel no sólo suministrará la celulosa para los productos del futuro, ya está participando en la lucha contra el calentamiento global y trabajando activamente en el aumento de la biodiversidad en la región”.

Señaló, además, que el Grupo Heinzel aportará sus conocimientos industriales y la amplia experiencia que tiene en los mercados mundiales de la celulosa. La compañía tiene cuatro centros de producción de celulosa en Europa.

Rafael López, Enrique Zapag, Agustín Alonso, Per Olofsson y Karl Hornhofer (parados); Sebastian Heinzel, Blas Zapag y Nils Grafström (sentados).

Preparados para el siguiente nivel

Blas Zapag, presidente del Grupo Zapag, expresó que el Grupo Heinzel es el mejor socio para hacer realizada esta visión del futuro de Paraguay.

Por su parte, Per Olofsson, representante de Girindus Group, cofundador de Paracel y promotor del proyecto, afirmó que están listos para llevar el proyecto al siguiente nivel. “Heinzel completa el equipo de profesionales experimentados de primer nivel que hemos estado construyendo”, sostuvo.

El proyecto

El objetivo de Paracel es la producción de 1,8 millones de toneladas de celulosa al año en Concepción. Para ello, cuenta con activos forestales de más de 180.00 hectáreas de tierras propias.

Este proyecto se inició en el 2018. Desde entonces, ya se forestó más de 16.000 hectáreas. Además, se completó el diseño de la planta de celulosa y las evaluaciones de impacto ambiental y social. Actualmente, los responsables de esta idea ya tienen el permiso de construcción.

En paralelo, se iniciaron obras en el sitio de la planta industrial, como también programas sociales y proyectos de conservación de bosques nativos. Igualmente, el proyecto ya cuenta con la documentación sobre el efecto de captura de carbono, que implica una plantación superior a los cien millones de árboles.

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.