Asunción
23 °C
nubes dispersas
Anuncie en el sitio

Cosechan más de 3.000 kilos por hectárea en parcelas trigueras de Itapúa

A falta de cosechar una pequeña superficie, la campaña triguera de los productores asociados a la Cooperativa Colonias Unidas (CCU) va camino a cerrar con buenos registros; al menos, si se compara con los resultados de los últimos ejercicios.

El jefe de la Unidad de Asistencia Técnica Agrícola de la cooperativa, señaló a Diario Campo que las parcelas de trigo que fueron sembradas a mediados de junio sobrepasan los 3.000 kilos por hectárea. Además, destacó la calidad del cereal cosechado. “Para nosotros, en la cooperativa, este fue un año bueno para el trigo, de los mejores en comparación a los últimos años. Por supuesto, hay productores que no estarán conformes con los rendimientos”, señaló.

De la superficie sembrada con trigo por productores vinculados a la CCU, señaló que el 80 % dio un rendimiento aceptable y buena calidad. Al respecto, mencionó que en esta campaña el efecto de las heladas no llegó al 10 %. En tanto, en años anteriores generó perdidas de entre 40 % y 60 %. “No es un súper trigo, pero es un año bueno”, reiteró.

Gallas dio más detalles del efecto de las heladas durante este año; que, si bien no llegó al 10 %, probablemente algunos productores tuvieron pérdidas mayores. No obstante, recordó que la fecha de siembra, la ubicación de la parcela y el manejo de cada productor son factores que inciden en este punto.

El técnico comentó que todavía quedan algunas parcelas por cosechar, ya que este año muchos productores sembraron tarde, en junio. Igualmente, dijo que en diez días más, si se dan las condiciones, se tendría que levantar todo el trigo.

Menos superficie

El jefe de la Unidad de Asistencia Técnica de la CCU mencionó que este año se destinaron 25.800 hectáreas a la siembra de trigo. Es decir, esa fue la superficie total registrada por los productores en la cooperativa. Son 1.700 hectáreas menos que el área utilizada en el 2021. “Cada año va bajando el área de trigo. Es un cultivo muy complicado”, señaló.

Otro de los factores que se dio este año fue el incremento del costo de producción. Al respecto, Gallas señaló que el productor debe lograr 2.000 kilos por hectárea, a un precio de USD 250 por tonelada, para salvar la inversión destinada. Es decir, ese es el rendimiento piso, siempre y cuando los trabajos en la parcela no sean tercerizados. “Si el productor tiene que pagar servicios, no le va a sobrar nada”, afirmó.

 

 

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.