Asunción
28 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

El manejo estratégico marca la diferencia frente al clima desfavorable

Las prácticas de manejo correcto, como la buena elección de los híbridos, la densidad adecuada, la fertilización en base al diagnóstico de un análisis del suelo y la determinación de agua en los dos metros del perfil del suelo, son aspectos que se tienen que considerar para reducir las pérdidas de los rendimientos por un clima adverso.

Al tener en cuenta que el clima determina el éxito o el fracaso de una campaña productiva, los especialistas del Instituto Nacional de Tecnología de Argentina (INTA) Oliveros, de Santa Fe, destacaron la importancia de considerar el manejo estratégico en los cultivos para moderar las pérdidas por la variabilidad del clima.

Facundo Ferraguti, investigador del INTA Oliveros, quien analizó la campaña de maíz en la provincia de Santa Fe y el panorama de una cosecha marcada por el clima, manifestó que, por tercer año consecutivo atravesaron una campaña que registró un marcado déficit hídrico, altas temperaturas, algunas heladas y hasta granizos que tuvieron un impacto directo en el rendimiento y la calidad del cultivo de maíz.

Al respecto, señaló que es fundamental considerar las prácticas agrícolas como estrategia con el fin de moderar las pérdidas. “No todo es lo mismo. Sabemos que las buenas prácticas de manejo siempre van a tener una mejor proyección… Si bien en esta campaña los rendimientos fueron muy bajos, en algunos casos puntuales fueron la diferencia entre producir un rendimiento obviamente no satisfactorio y no producir absolutamente nada”, dijo.

Situación del maíz

El especialista del INTA afirmó que los maíces que fueron sembrados en fecha tardía, muy sobre finales de diciembre, a mediados de enero e incluso hasta finales de enero, tienen perspectivas poco alentadoras. Explicó que las mermas del rendimiento son esperables por el ambiente desfavorable, por las altas probabilidades de heladas tempranas y las heladas en el ciclo regular.

A todo esto, se suman los reportes de enfermedades poco frecuentes como el carbón de la panoja o la mancha blanca. Si bien, actualmente no alcanzan una severidad importante, también tendrán incidencia en la merca de rendimiento.

Recomendaciones

Facundo Ferraguti recomendó implementar las buenas prácticas de manejo, que incluyen la correcta elección de híbridos, densidad adecuada para el híbrido elegido, la fertilización en base a un diagnóstico con análisis de suelos y la determinación de agua en los dos metros del perfil del suelo.

Para la próxima campaña, sugirió la cosecha oportuna. Es decir, cuando el grano tiene alrededor de un 20 % de humedad porque es el momento en que todavía se puede entrar en el campo sin grandes pérdidas por vuelco y quebrado. Además, recomendó un control oportuno de malezas de ciclo otoño – invernal y también para resguardar la inocuidad del grano con relación a la contaminación con micotoxinas de hongos de la espiga.

 

                                                                                                     Fuente: INTA
Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.