Asunción
20 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

Cosecha de soja: entusiasman los reportes de los últimos días

Si bien falta más de un mes para tener un panorama más claro de la cosecha de soja, los números de los últimos días son alentadores e invitan a pensar en una campaña de buenos rendimientos.

Claus Escher, presidente de la Asociación de Productores de Soja, Oleaginosas y Cereales del Paraguay (APS), explicó a nuestro medio que los primeros datos de la cosecha de la oleaginosa son dispares. En ese sentido, recordó que al inicio de la siembra se presentaron algunos problemas.

También señaló que en Itapúa la campaña se inició muy temprano, y que inmediatamente después se registró un periodo de sequía que afectó a las plantas. Asimismo, las granizadas obligaron a resembrar en algunos casos, mientras otros ya no volvieron a plantar.

Claus Escher.

Con este escenario, en Itapúa se inició la cosecha con resultados muy disparejos, donde los números variaron entre 1 200 kilos por hectárea y 2 000 kilos por hectárea. “Actualmente, los productores ya reportan rendimientos de 2 800 kilos por hectárea, y algunos 3 000 kilos por hectárea”.

Asimismo, los reportes actuales hablan de rendimientos que superan los 3 000 kilos por hectárea, y algunos productores señalan que levantan 3 800 kilos por hectárea. Incluso, en áreas de Mbaracayú (Alto Paraná) se cosecharon 4 000 kilos por hectárea. “Esto recién empieza. Por Caazapá y Alto Paraná hay zonas en la que ya se cosechó y se volvió a sembrar soja, e incluso ya se pueden ver semillas germinadas. Otros están cosechando, y detrás de las cosechadoras ya siembran de nuevo soja o maíz”.

Resiembra

Además, el presidente de la APS explicó el ciclo de lluvias que acompañó desde el inicio de la campaña. Al respecto, recordó que las precipitaciones comenzaron a estabilizarse a partir del 25 de septiembre. No obstante, las granizadas volvieron a impactar en algunas zonas, como Iruña o Campo 9, por lo que los agricultores tuvieron que replantar.

Soja media y tardía

Por otra parte, señaló que las lluvias regulares favorecieron a la soja media y tardía, que se encuentran con buen desarrollo. No obstante, recordó que los productores no pueden cantar victoria antes de pasar por la báscula. “Estamos en la etapa de llenado de granos, donde el agua es primordial para que las plantas y los granos se desarrollen bien”.

Igualmente, Escher considera que es posible esperar un buen rendimiento a nivel general, más todavía al tener en cuenta los números de los últimos días de cosecha.

“Esperamos tener un panorama más claro para el 20 o el 25 de febrero, para decir con mayor precisión cuánto rindió en cada departamento. Es importante que los productores estemos 100 % atentos, alertas, no se puede bajar la guardia hasta que la soja no esté en el silo. Porque ahora que estamos en un 80 % o 90 %, por cualquier cosa aflojamos y perdemos un 10 % de nuestro rendimiento.”.

Costo de producción

Si bien el costo de producción varía bastante y depende de diversos factores, Claus Escher mencionó que se podría cubrir con rendimientos de 1 800 a 2 000 kilos por hectárea. No obstante, aclaró que en este cálculo no se incluye el uso de la sembradora, pulverizador y la cosechadora

Además, señaló que las buenas lluvias que recibieron en el campo elevaron la presión de hongos, lo que en algunos casos exigió hasta cinco pulverizaciones, en especial contra la roya de la soja “Anteriormente hacíamos entre dos y tres pulverizaciones. Los insumos empleados son caros y los costos de producción aumentaron”, manifestó.

Mercado

La situación del mercado es otro factor que el productor no puede perder de vista. En ese sentido, el presidente de la APS explicó que los precios de la soja experimentaron una importante caída. Además, señaló que los premios son muy elevados en la actualidad, y que las multinacionales aplican entre USD 80 y USD 100 por tonelada.

Igualmente, explicó que los contratos de preventa que acuerdan los productores con los acopiadores exigen. En ese sentido, afirmó que rendimientos de entre 1 200 kilos y 1 500 kilos por hectáreas probablemente no alcancen para honrar esos pactos. “Si no se cubre, las multas son muy caras. Nuestros acopiadores serán multados y esas multas nos pasan a nosotros. Entonces, cuando no alcanza hay que meterle zafriña para cubrir con el contrato y evitar las multas”.

Soja en el Chaco

También se refirió a la producción de soja en Chaco, y señaló que en esta región del país los productores todavía tienen algunas dificultades relacionadas a la humedad en el suelo, por lo que aún no se animaron a comenzar la siembra. 

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.