Asunción
24 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

El rendimiento de la campaña sojera anterior no alcanzó para cubrir más del 50% de los costos

La Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco) realizó una evaluación de lo que fue el 2022 para el sector agrícola. Sin dudas, la sequía histórica que redujo cerca del 70 % la cosecha de soja fue uno de los aspectos mas trascendentes del año.

César Jure.

El golpe que generó la merma en la producción de soja de la campaña 2021-2022 no solo golpeó a la cadena agrícola. Su alcance se resintió en toda la estructura económica del país. César Jure, presidente de Capeco, mencionó que cerca de USD 3.000 millones dejaron de ingresar a Paraguay como consecuencia de la sequía. “Tuvimos una pérdida del 70 %, y lo poco que quedó tampoco fue de buena calidad”, señaló.

Con los ingresos que el productor logró de su producción, apenas pudo cubrir entre el 40 % y el 50 % de los costos en los que incurrió. Por ello, la cámara, en conjunto con otros gremios, acudieron al Gobierno para solicitar medidas que permitieran al sistema financiero refinanciar y sostener la capacidad de trabajo en el campo, recordó. “Esas medidas se abrieron oportunamente, y los asociados de Capeco, con sus respectivas empresas y matrices salieron a colaborar para enfrentar las necesidades de refinanciamiento que se dieron, y también los incumplimientos de contratos que tuvieron que afrontar como exportadores”, señaló.

Además, al incierto panorama local se sumaron las consecuencias del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, que complicaron de manera considerable el suministro de fertilizantes y agroquímicos. Esta situación se sintió con más fuerza en la campaña sojera actual, con un costo de producción más elevado.

Entrezafra excepcional

La zafriña de maíz, con más de 6.000.000 de toneladas cosechadas, oxigenó la economía y ayudó a movilizar la estructura logística de las empresas, comentó el presidente de Capeco. “Ayudó a abastecer a la cadena de producción de aves, cerdos, bovinos de carne y leche, además de generar un excedente de exportación muy importante que hasta hoy está dando un gran apoyo a todo el sistema de transporte terrestre”, destacó.

Igualmente, la zafriña de soja fue positiva y se logró producir la cantidad de semillas suficiente para la siembra de la campaña actual, que se inició en agosto y culminó en noviembre en la región Oriental del país.

Luis Cubilla.

Por otra parte, la producción de trigo se desarrolló en una superficie de siembra que tradicionalmente ocupa el cereal cada año. Al respecto, Jure mencionó que se obtuvo una buena oferta de esta materia prima, con la que se garantizó la demanda local y se cuenta con un pequeño excedente para exportar.

El Ing. Agr. Luis Cubilla, asesor de Capeco, destacó los resultados que se lograron con la zafriña, tanto de soja como de maíz. Además, mencionó que la situación se tornó más alentadora por las cotizaciones de los granos en el mercado. “Si continuamos con buenos precios, y obtenemos rendimientos entre 3.000 y 3.200 kilos por hectárea en la actual campaña sojera, el productor quedará muy aliviado con respecto a sus compromisos”, sostuvo.

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.