Asunción
25 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

Recomiendan precaución para las ventas anticipadas de soja

Después de la mala experiencia tras el quiebre de la zafra de soja 2021-2022, los productores se encuentran con mayor prudencia para las ventas anticipadas. Si bien la cotización actual de la oleaginosa es auspiciosa, el objetivo es evitar multas por incumplimientos de contratos.

En conversación con Diario Campo, Federico Morixe, analista de agrofinanzas, señaló que desde hace un mes se recomienda mucha precaución, principalmente por los efectos del evento climático La Niña, que se manifiesta con pocas precipitaciones para Argentina, Uruguay el centro y sur de Brasil, y Paraguay.

Analista de agrofinanzas.
Federico Morixe.

Ante los menores rendimientos, como efecto de La Niña, los productores tienen que ser precavidos para las ventas. “Si el productor vende su producto, y después no lo puede cumplir se queda con la deuda por ese producto, y a veces a mayores precios. Ahí empiezan las multas, y esos problemas por no cumplir”, explicó.

Por lo tanto, desde el año pasado se recomiendan los seguros de precios para los cultivos. Al respecto, mencionó que el uso de esta herramienta se triplicó en Brasil, y en Uruguay se duplicó. En tanto, en Paraguay se implementó en un 40 %.

Mecanismo del seguro

A modo de ejemplo, planteó que el productor puede asegurar cierto volumen a un precio de USD 500 la tonelada en Chicago. En caso de no llegar a la cosecha estimada, no se genera deudas.

Además, si el precio se sitúa por debajo de los USD 500 por tonelada, el productor igualmente puede utilizar el seguro. Es decir, puede cobrar. Morixe señaló que esta modalidad es empleada por muchos productores. Por ejemplo, compran seguros por 2.000 kg o 3.000 kg por hectárea. Si después logran estos rendimientos y los precios bajan, tienen el seguro para cobrar la diferencia de precio.

“Suponemos que cosecha 3.000 kg, y la soja se cotiza a USS 400, vende su soja a ese precio y cobra el seguro entre USD 400 y USD 500. Si la soja baja a USD 400 y no cosecha los 3.000 kg, y cosecha 1.000 kg, vende esos 1.000 kg a USD 400 y los 2.000 kg que los perdió cobra el seguro, lo cobra igual, aunque tenga menos rendimiento. Y si el precio sube por encima de los USD 500, no utiliza el seguro.”, explicó.

Esta es la estrategia empleada por muchos productores. Al respecto, dijo que este mecanismo se implementó en un 40 % en Paraguay, por el riesgo climático, y para no tener compromisos con los compradores.

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.