Asunción
24 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

El Niño se impone y se espera un incremento de las lluvias para Sudamérica

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) informó ayer que crecen las probabilidades de que se instale un episodio de El Niño a finales de este año. En diferentes regiones del mundo, es probable que se produzca un aumento de las temperaturas.

Luego del primer episodio triple de La Niña del siglo XXI, finalmente se terminó. Actualmente las condiciones del Pacífico tropical son neutras en cuanto al ENOS. Es decir, no se produce un episodio de El Niño ni de La Niña.

Este reporte indica que existe una probabilidad del 60% de que las condiciones neutras evolucionen y se instaure un episodio de El Niño durante los meses de mayo a julio de 2023. Este porcentaje aumenta hasta un 70% para el periodo de junio a agosto y hasta un 80% para el periodo de julio a septiembre. El material se basa en las aportaciones de los Centros Mundiales de Producción de Predicciones a Largo Plazo de la OMM y en la evaluación de especialistas.

El secretario general de la OMM, Petteri Taalas, afirmó que el mundo debe prepararse para la formación de un episodio de El Niño, que generalmente se asocia con el aumento del calor, las sequías o precipitaciones en las diferentes partes del mundo. “Podría aliviar la sequía que sufre el Cuerno de África, así como los efectos causados por La Niña. Sin embargo, también podría desencadenar más fenómenos meteorológicos y climáticos extremos. Por ello, para proteger a la población, la iniciativa de las Naciones Unidas denominada Alertas Tempranas para Todos es imprescindible”, dijo.

Además el informe señala, que considerando que no hay dos episodios iguales de El Niño y que sus efectos dependen, en parte, de la época del año, la OMM y los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales seguirán de cerca su evolución.

Efectos característicos 

Los episodios de El Niño generalmente están asociados a un aumento de las precipitaciones en algunas zonas del sur de América del Sur, el sur de Estados Unidos de América, el Cuerno de África y Asia central.

Por el contrario, en Australia, Indonesia y partes del sur de Asia este fenómeno climático puede provocar graves sequías. Además, durante el verano, en el hemisferio norte, las aguas cálidas generadas por El Niño, pueden intensificar los huracanes en las zonas central y oriental del océano Pacífico, mientras dificultan la formación de huracanes en la cuenca atlántica. 

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.