Asunción
18 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

Más de 80.000 hectáreas fueron cubiertas con sésamo en la última campaña

Las exportaciones de sésamo de la campaña 2022-2023 reflejan mejores rendimientos en relación a lo alcanzado en el periodo 2021-2022. No obstante, se espera culminar con los envíos de granos para calcular el promedio de producción.

Durante la última campaña sesamera fueron sembradas más de 80.000 hectáreas, entre la variedad confitera y la mecanizada. Además, el rendimiento final fue superior a la del periodo 2021-2022, lo que se vio reflejado en las toneladas exportadas durante el primer semestre de este año.

El presidente de la Cámara Paraguaya de Exportadores de Sésamo (Capexse), Gilberto Ozorio, señaló a Diario Campo que en la campaña 2022-2023 fueron sembradas alrededor de 50.000 hectáreas de sésamo confitero.

Con respecto al promedio que se logró, dijo que es difícil cuantificar con exactitud ahora, debido a la resiembra que se realizó al principio por las fuertes lluvias que arrastraron las semillas. Por lo tanto, señaló que será necesario esperar que culminen las exportaciones para llegar a los números finales. Hasta junio pasado se enviaron cerca de 18.000 toneladas.

No obstante, estimó un rendimiento de entre 18.000 y 20.000 toneladas. “Eso nos va a dar entre 400 y 500 kilos por hectárea. Pero, confunde un poco por la resiembra. Para sentenciar el rendimiento por hectárea me gustaría ver cómo terminan las exportaciones este año”, aclaró.

Además, en la última campaña fueron sembradas entre 30.000 y 40.000 hectáreas de sésamo mecanizado. Por lo tanto, la superficie cultivada en el país estuvo entre 80.000 y 90.000 hectáreas.

Potencial de las variedades empleadas

Por otra parte, el presidente de la Capexse explicó que el potencial de rendimiento de las variedades de sésamo que se emplean en el país está entre 1.000 y 1.200 kilos por hectárea, pero en los últimos años el promedio logrado estuvo entre 500 y 700 kilos por hectárea. “Ahí ya repercute cómo trabaja cada productor y de las condiciones climáticas”, expresó.

Ozorio también mencionó que el objetivo es mantener las variedades que se utilizan. Es decir, evitar mezclas varietales y purificarlas. En relación a la posibilidad de incorporar nuevas alternativas genéticas a la producción de sésamo en Paraguay, explicó que los mercados que compran del país ya están acostumbrados a las que se producen en la actualidad. “No se puede incorporar nuevas variedades con el afán de lograr mayores rendimientos. No se trata solo de eso, sino más bien que el mercado acepte”, expresó.

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.