Asunción
22 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

Reciclaje natural de nutrientes y reducción de costos con la agricultura regenerativa

El productor Cleandro Rossetti, uno de los exponentes de la agricultura regenerativa de Paraguay, compartió su experiencia con esta práctica que desarrolla desde hace unos años. Además de reducir sus costos de producción, el sistema le ayudó a optimizar la gestión de su unidad productiva, asegura.

Con el inicio de la nueva campaña de soja, uno de los tantos aspectos que preocupa al agricultor es el rendimiento mínimo al que debe apuntar para cubrir los costos. Por ello, el productor siempre busca herramientas que le ayuden a optimizar su actividad. Cleandro Rossetti, quien también es miembro de la comisión directiva de la Asociación de Productores de Soja, Oleaginosas y Cereales del Paraguay (APS), comparte su experiencia con el sistema de agricultura regenerativa.

Antes que nada, con la agricultura regenerativa se logra un reciclaje natural de nutrientes, señaló el productor. Para ello es indispensable el uso de las plantas de cobertura, que se encargan que los nutrientes, que ya se encuentran en el suelo en camadas más profundas, estén disponibles para el cultivo. “Con las plantas de cobertura hacemos un reciclaje de nutrientes naturalmente”.

Cleandro Rossetti.

Rossetti recordó que durante el primer año de implementación de este sistema logró reducir el costo de producción en un 30 %. Es más, aseguró que se puede llegar al 50 % de ahorro, además de disminuir la emisión de gases de efecto invernadero y ayudar a mejorar la gestión de la propiedad.

Con respecto a la gestión de la unidad productiva, explicó que es habitual enfocarse solo en cosechar un buen volumen de granos y se canalizan elevadas inversiones para lograr ese objetivo. Sin embargo, una situación de bajos precios en el mercado puede cambiar el panorama y generar deudas que deben ser saldadas con el cultivo posterior, y se llega a la conclusión de que la propiedad no es rentable.  “Sin embargo, en muchas ocasiones lo más importante es no perder plata. Por ello es necesario que el productor analice otras herramientas para bajar el costo de producción y mejorar el cultivo”.

Aspectos físico, químico y biológico

Como las demás plantas, la soja necesita cuidados en tres aspectos: físico, químico y biológico. En este último, el suelo es el principal capital que tiene el agricultor, señaló.

Dentro de factor químico se incluye los insumos que requiere el cultivo. Una planta necesita cerca de 40 nutrientes para desarrollarse. En ese sentido, Rossetti recomendó respetar la ley del mínimo. “Es decir, el mínimo necesario para el buen desarrollo de la planta. Muchas veces solo miramos el NPK y nos olvidamos de los demás elementos que también son necesarios, como los micronutrientes”.

Con respecto al aspecto físico, señaló que la principal herramienta son las plantas de cobertura, y recordó que en un sistema de siembra directa la rotación de cultivos es primordial.

“Las plantas de cobertura son una herramienta que tenemos. El uso de insumos biológicos es otra herramienta. El compost o abono orgánico es otra herramienta que se puede implementar y disminuir el uso de abonos químicos”.

Escalonar la siembra

Además, señaló que las expectativas para esta campaña de soja son muy buenas. No obstante, advirtió la etapa de transición entre La Niña y El Niño. Es decir, todavía se pueden observar periodos de sequías alternados con otros de muchas lluvias. “Todavía hay preocupación, tanto para la época de siembra, y mucho más para la época de cosecha”.

Ante este panorama, recomendó una buena planificación, en la se diversifique las variedades utilizadas y las épocas de siembra. Es decir, el agricultor debe evitar una cosecha durante un mismo periodo. “Siempre digo que un buen agricultor siembra en un periodo de 40 a 45 días. Ahí puede jugar con variedades, y muy difícilmente la media de producción será mala”.

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.