Asunción
18 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

“El Pacto Verde impone criterios que no se ajustan a las circunstancias locales”

Desde la Unión de Gremios de la Producción (UGP) consideran que el Pacto Verde Europeo (Green Deal) adopta principios de prevención y no reconoce los sistemas de prevención de riesgos que se emplean en otros países.

El presidente de la UGP, el Ing. Agr. Héctor Cristaldo, manifestó que el principio precautorio del Pacto Verde Europeo genera incertidumbre por las decisiones no basadas en la ciencia. Además, plantea una interpretación unilateral y subjetiva que se contrapone a las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

En la misma línea, agregó que el pacto impone a otras regiones del mundo criterios que no se ajustan a las circunstancias locales, lo que refleja que no fue objeto de consultas previas con los socios estratégicos, entre ellos el Mercosur.

Por lo tanto, entre los riesgos que plantea se encuentran las multas mínimas del 4 % sobre todas las operaciones anuales, no caso por caso. A consideración de Cristaldo, esto podría constituirse en barreras arancelarias o convertirse en un mecanismo para bajar de manera arbitraria los precios. “Con estas condiciones será un riesgo muy alto para el país exportador venderle a Europa”, aseguró.

Criterios del sector

Con respecto a los criterios de la UGP, su presidente manifestó que la sostenibilidad de los emprendimientos y las actividades desarrolladas es fundamental e innegociable. En ese sentido, aseguró que no se aceptarán reglamentaciones contrarias al libre comercio, ni barreras artificiales que no estén basadas en ciencia.

Además, el gremio rechaza el principio precautorio como barrera al comercio, con la sostenibilidad como excusa. Por otra parte, sostienen que las prácticas de manejo deben estar basadas en la ciencia y adecuadas a las condiciones y realidades de cada región del mundo.

Asimismo, Cristaldo señaló que la aplicación de cualquier medida adicional a las establecidas por la OMC no deben generar sobrecostos, ni demoras indebidas, y que es importante que se reconozcan las documentaciones oficiales de Paraguay.

Separar el reglamento 1115 del acuerdo Mercosur-UE

Igualmente, el presidente de la UGP recordó que un anexo denominado TSD fue presentado por la Unión Europea (UE) durante el 2023, y que se pretende utilizar este para avanzar más allá e incluir términos y condiciones de la norma 1115 al TSD.

Si el reglamento se anexa al acuerdo Mercosur-UE, y posteriormente se firma, deberá ser aprobado por el Congreso Nacional y quedaría por encima de las leyes nacionales. “A la hora de comercializar nuestros productos, se volverá obligatorio el cumplimiento del tratado, lo que tendría una afectación directa para el país y su proceso de desarrollo sostenible. De ser así, se estaría internacionalizando como normativa obligatoria en Paraguay el reglamento de la UE”, explicó.

Además, esto dejaría abierta la posibilidad de que cualquier otro mercado o país pueda reclamar igualdad de condiciones y comience a establecer las mismas exigencias.

Por último, Cristaldo señaló que la estrategia del sector es mantener la unidad, estar informados y alertas, de manera que ningún acuerdo, convenio, iniciativa o normativa unilaterales frene el desarrollo sostenible del país.

“No acompañamos acuerdos, convenios, iniciativas, compromisos, cooperaciones que impliquen un freno al proceso de consolidaciones del desarrollo sostenible de Paraguay, que amenaza la producción de alimentos y otros productos agrarios. Así también, que implican barreras artificiales al comercio y menoscabo del ordenamiento jurídico del país”, concluyó.  

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.