Asunción
23 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

El parón de las lluvias se refleja en los rendimientos de soja y genera preocupación en el campo  

El último reporte de la Unión de Gremios de la Producción (UGP) describe la situación actual que se vive en varias zonas productivas del país, donde la falta de lluvias comienza a impactar sobre los rendimientos de soja.

De acuerdo con lo mencionado por la UGP, muchas parcelas de soja se vieron afectadas por el intenso calor y la falta de lluvias. Es más, estas condiciones climáticas ocasionan rendimientos dispares a nivel país, e incluso en las propias parcelas.

El informe se hace eco de las apreciaciones de Aurio Frigheto, productor de Alto Paraná, quien señaló que en el norte de este departamento la cosecha se encuentra en el tramo final, con buenos resultados. Si bien golpearon los días de mucho sol durante el inicio de enero, por lo que se cosechó menos de lo esperado en las últimas parcelas, el rango de rendimiento se mantiene entre 3 200 kilos 3 500 kilos por hectárea, aseguró.

En otras zonas de Alto Paraná la cosecha se inició con rendimientos desde 2 000 kilos por hectárea, mientras que las últimas se encuentran entre 3 500 kilos a 4 000 kilos por hectárea.

En cambio, en los departamentos de San Pedro, Canindeyú, Amambay y zonas de Caaguazú  las condiciones climáticas adversas afectaron la producción. Al respecto, el productor Ricardo Rian Sosa explicó que el intenso calor y la falta de lluvias impactaron sobre los cultivos, a excepción de algunas zonas puntuales.

Con respecto a la zona norte, aseguró que la situación es más crítica. Puso su caso como ejemplo, y contó que comenzó la cosecha con buenos rendimientos, pero que posteriormente bajó de manera drástica. “Ya tenemos parcelas que están muriendo”, añadió.

Daños

Por otra parte, desde la UGP estiman daños en importantes áreas, de entre el 30 % al 60 %. En ese sentido, señalan que las parcelas necesitan lluvias en los próximos días para recuperar un porcentaje de estos cultivos.

Asimismo, sostienen que la incertidumbre es alta, ya que se depende del clima para que las plantas culminen su ciclo de desarrollo con buen llenado de granos, y posteriormente iniciar la siembra de otros rubros de zafriña.

Desde Caaguazú también reportan efectos adversos del estrés hídrico sobre los cultivos, incluso mencionan un porcentaje de afectación del 15 %. 

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.