Asunción
22 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

Cerca del 90 % de la producción de tomates fue golpeada por el clima y se espera cosecha ínfima

Ayer, el titular del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Carlos Giménez, ofreció una conferencia de prensa para explicar la complicada situación de los productores de tomates, que comenzó a sentirse en el mercado local.

En los últimos días se realizó una inspección en las unidades productivas de 170 productores de tomate, señaló Giménez. Mediante este monitoreo se corroboró los efectos negativos de las altas temperaturas registradas durante los primeros meses del año, que afectaron el crecimiento y floración de las plantas. “Entre el 85 % y el 90 % de lo que se esperaba cosechar para mayo está afectado. Los productores que tenían previsto levantar siete kilos por planta están con cuatro kilos por planta”.

Además, el ministro mencionó que la expectativa inicial era cosechar entre 800 000 kilos y 1 000 000 kilos durante el mes de mayo. Sin embargo, apenas se llegaría al 10 %. Es decir, unos 80 000 kilos.

Por otra parte, Giménez señaló que la falta de tecnología adecuada es uno de los principales obstáculos que tienen los productores. En ese sentido, recordó que se invirtió en la instalación de invernaderos que no cumplen con los criterios técnicos.

También señaló que los sectores productivos que tienen la capacidad para acceder a créditos nunca tuvieron las garantías de un buen precio para su producto, por los efectos del contrabando.

Lastimosamente, los altos precios actuales están afectando al consumidor final. Pero se trata de una situación que no solo está afectando al Paraguay, sino a la región. Las condiciones climáticas adversas golpean muy fuerte a la agricultura, y especialmente a la agricultura familiar, que tiene una bajísima adopción de tecnología para alcanzar una producción eficiente”, manifestó.

Mercado

En Paraguay, el consumo diario de tomate es de 200 000 kilos por día. Según Giménez, la producción local puede cubrir esta demanda durante la temporada normal de producción, en otoño e invierno. Actualmente, la escasez de esta hortaliza se refleja en el mercado, con un valor que puede llegar a G. 27 000 por kilo.

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.