Asunción
28 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

INTA desarrolló una vacuna contra Escherichia coli en bovinos

Un equipo de investigadores de los Institutos de Patobiología y de Biotecnología del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Argentina (INTA) desarrolló una vacuna recombinante. Esta es capaz de reducir la colonización de Escherichia coli enterohemorrágica (EHEC) en bovinos, principal reservorio de la bacteria.

El ganado bovino es una de las principales fuentes de infección para los humanos. Así mismo, la enfermedad se transmite a través de los alimentos, el agua y de persona a persona, a través de las manos. También, por el contacto directo con animales y su materia fecal, y por medio de aguas recreacionales.  En ese sentido, Daniel Vilte, especialista del Instituto de Patobiología del INTA, señaló que la vacunación del ganado bovino reduciría la excreción bacteriana. Por otra parte, podría disminuir la contaminación de la carne bovina y otros alimentos. “EHEC es una bacteria intestinal que se elimina por materia fecal. Si bien está presente en otros animales, el portador principal es el bovino”, añadió.

Con relación al producto, explicó que es una vacuna constituida por proteínas recombinantes que reduce la carga bacterial en los vacunados, con una muy buena reacción inmune. “Buscamos utilizar estas proteínas para generar una respuesta inmune de anticuerpos que pueda bloquear la unión del patógeno al tracto gastrointestinal y, de ese modo, inhibir o disminuir la colonización”.

Ensayos

De forma experimental se realizó la vacunación en terneros, en un box de bioseguridad. Para ello, se inoculó la vacuna, se midió la respuesta inmune generada; y finalmente se realizó un desafío con una cantidad conocida del patógeno, vía oral. Así se pudo medir cómo variaba la colonización entre los animales vacunados y no vacunados. “Pudimos observar diferencias significativas, tanto en el nivel de excreción del patógeno, como de la duración de la misma entre los grupos vacunados y control, siendo menor en los animales vacunados”, afirmó Vilte.

Por otra parte, el investigador comentó que Argentina es uno de los países del mundo con mayor incidencia de la enfermedad. Por ello, es un producto sumamente importante, destacó. Además, este desarrollo podría favorecer la exportación de carne, ya que algunos mercados, detectan la presencia de serotipos portadores de toxinas Shiga para el ingreso de la mercadería, añadió.

Actualmente, el equipo de investigación realiza una formulación nueva, a partir del uso de otras plataformas, con el objetivo de lograr una vacuna tan potente como el prototipo y con un costo económico menor.

Compartir

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.