Asunción
23 °C
nubes dispersas
Anuncie en el sitio

Los precios del trigo podrían subir 34 % como consecuencia de la guerra entre Rusia y Ucrania

El sector agroalimentario mundial enfrenta retos fundamentales en la actualidad, de acuerdo al informe OCDE-FAO Perspectivas Agrícolas 2022-2031. Uno de los puntos abordados en la publicación es la consecuencia de la guerra de Rusia a Ucrania sobre la provisión de alimentos.

De acuerdo al reporte, el conflicto plantea grandes riesgos para los principales mercados de productos básicos. En ese sentido, señalan que los precios de equilibrio del trigo podrían incrementarse 19 % sobre los niveles anteriores al conflicto bélico. Esto, en caso que Ucrania pierda totalmente su capacidad de exportación; y un 34 % si los envíos de Rusia se reducen a la mitad.

Ante este escenario, que simula una seria escasez de exportaciones de Ucrania y Rusia en el periodo 2022-2023 y 2023-24, se prevé un aumento en el número de personas con desnutrición crónica en el mundo después de la pandemia. Es oportuno recordar que ambos países son claves en la provisión de cereales.

Consecuencia de la apreciación de alimentos 

Mathias Cormann, secretario general de la OCDE, señaló que los problemas de seguridad alimentaria que se afrontan a nivel global serán peores, sobre todo para las poblaciones más pobres. En ese sentido, mencionó que el fin de la guerra es lo mejor, tanto para Ucrania y Rusia, como también para los países que más sufren la fuerte alza en los precios.

Por su parte, QU Dongyu, director general de la FAO, estimó que un adicional de 19 millones de personas podrían afrontar condiciones de desnutrición crónica en 2023. Esta situación de podría dar ante la reducción de la producción y la oferta global de alimentos de los principales países exportadores, en el que se incluye a Rusia y Ucrania.

Incremento en los precios de alimentos

En el reporte OCDE-FAO Perspectivas Agrícolas 2022-2031 se advierte que los precios de los productos agrícolas se incrementaron por múltiples factores. Entre estos, mencionan la recuperación de la demanda tras la pandemia de covid-19 y los trastornos en el suministro y el comercio. Igualmente, puntualizan las malas condiciones meteorológicas en los principales países proveedores y el incremento de los costos de producción y transporte.

Otro de los puntos mencionados en el informe es el papel de Rusia en los mercados de fertilizantes, que hizo crecer la preocupación por los precios de estos productos y su productividad a corto plazo.

Compartir

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.