Asunción
33 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

Colgar las jeringas, una idea que no convence a productores ganaderos

El viernes pasado, la Asociación Rural del Paraguay (ARP) organizó el simposio “Nuevo Horizonte para el Estatus Sanitario del País”. Dentro de este contexto, dejar de vacunar contra la fiebre aftosa fue la idea planteada y debatida por un panel conformado por representantes de gremios de la producción y de los servicios veterinarios local e internacional.

Dejar la vacunación es un punto que se debe considerar, señaló el doctor Pedro Galli, presidente de la ARP. Sin embargo, es una decisión  que requiere una hoja de ruta, aclaró. Es decir, es fundamental estar preparados y contar con una amplia gama de planes. “Como productores hacemos una evaluación; y por ejemplo, si mañana Brasil o Chile nos indican que van a dejar de comprarnos si no levantamos la vacunación, vamos a tener que repensar todo este tema”, expresó.

Además, mencionó que colgar las jeringas  es una decisión de los productores y del Gobierno Nacional, que son los que sufrirán las consecuencias ante un evento sanitario con un rebaño sin defensas.

Por otra parte, manifestó que trabajan en conjunto con el Senacsa y no existe desacuerdos. No obstante, aclaró que las decisiones deben ser tomadas con plena conciencia de los beneficios y riesgos. “Nosotros sabemos que el servicio sanitario oficial estuvo dirigido en los últimos años por personas muy capacitadas y con buen criterio, pero consideramos que es un riesgo innecesario que un servicio sanitario tome una decisión sin que el sector productivo esté de acuerdo”.

El debate se realizó en el marco de la Expo MRA 2020. (Foto: Gentileza ARP).

Plan previsible y sostenible

El doctor José Carlos Martin, presidente del Senacsa, señaló que el levantamiento de la vacunación no será a corto plazo. Es más, mencionó que es necesario continuar con los diálogos. “Hoy nos sentimos orgullosos de nuestro sistema sanitario, pero dentro de algunos años va a cambiar el escenario y lo que nosotros proponemos es tener una hoja de ruta previsible y sostenible”, manifestó.

Martin señaló que la vacunación es un plan que se conoce a la perfección, por lo que es un sistema con el que el sector se siente cómodo. “En ningún momento vamos a ponernos la soga al cuello”, expresó.

Por otra parte, recordó que de los 138.000 productores que se tienen registrados en el país, 100.000 tienen menos de 100 cabezas de ganado. “Es una seguridad social muy importante y tenemos que seguir trabajando para que esta gente no salga de la cadena”.

Proceso de años

Por su parte, el doctor Hugo Idoyaga, presidente de la Organización Mundial de Salud Animal (OMSA), señaló que, continuar con la vacunación es una excelente medida de protección. No obstante, es necesario entender que cada país tiene realidades muy diferentes a los otros, y debe defender sus intereses en base a sus debilidades y fortalezas.

Recordó que Paraguay tiene una larga historia de situaciones no agradables. En ese sentido, y pese a que se ganó la confianza internacional, no es la misma que tienen Uruguay o Argentina, lo que repercute en el precio. “Podemos entrar a mercados como Estados Unidos, China, Japón o Corea, pero probablemente con menores precios, y esa es una realidad que se vive actualmente”, expresó.

Idoyaga se posicionó a favor de levantar la vacunación. No obstante, aclaró que deberá ser un proceso de años. Es decir, requiere un cambio de estructura, de filosofía de trabajo, de una política de Estado y de apoyo financiero. “Después viene el convencimiento de los productores. Paraguay tiene que avanzar y necesitamos tener una agenda propia, producto de una discusión desapasionada”, sostuvo.

Por otra parte, mencionó que cualquier modificación de la norma requiere una amplia y profunda información científica. “Si nosotros quisiéramos hacer un cambio tenemos que basarnos en mucha ciencia y buscar la manera de demostrar que un animal libre de aftosa sin vacunación tiene las mismas características que un animal con vacunación”.

Otro elemento abordado por Idoyaga fue que en el tema aftosa existen intereses comerciales y muchas injerencias políticas de los países más desarrollados. Por lo tanto, representa una lucha muy larga que se debe afrontar y puede llegar a durar décadas. “El cambio de paradigmas no es descabellado, pero va a necesitar mucho tiempo, información y discusión”.

Voto para el sistema de menor riesgo

Más allá de lo estrictamente sanitario, esto tiene una parte política y económica. Así señaló el ingeniero Alfred Fast, presidente de la Federación de Cooperativas de la Producción (Fecoprod).

Con respecto a la factibilidad de colgar las jeringas, mencionó que existen evidencias científicas que demuestras que un animal libre con vacunación es igual a otro sin vacunación. “Y a lo mejor es de mejor riesgo para nosotros porque al final de cada plan de negocios tenemos que preguntarnos donde hay mayor riesgo”, señaló.

El presidente de la Fecoprod reconoció el esfuerzo del Senacsa y del sector privado, que establecieron una alianza que funciona. A todo esto, señaló que la posición de las cooperativas es continuar con la vacunación. “Nuestra posición, en representación de 30.000 productores cooperativizados, es unánime: no queremos dejar la vacunación, a no ser que nos convenzan de otra cosa”.

Compartir

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.