Asunción
29 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

Año complejo, pero con grandes oportunidades para los productores de alimentos

Tras una dura sequía, que impactó principalmente en la producción de soja, el sector quedó muy afectado en términos financieros. Por ello, las expectativas en la zafra 2022-2023 son todavía mayores que las de campañas anteriores.

El presidente de Bancop, Gustav Sawatzky, señaló a Diario Campo que la entidad bancaria está preparada para acompañar al sector en la siembra que se aproxima. Para ello, cuenta con líneas de créditos específicas para brindar el soporte necesario que podrían requerir los productores en la campaña agrícola. “Contamos con recursos humanos y financieros para atender al sector y enfrentar la nueva siembra”, destacó.

Sobre el endeudamiento del segmento agropecuario, afirmó que es inferior al nivel que se tuvo entre el 2008 y el 2009. En la zafra pasada se registró una pérdida de la producción de soja en el orden del 60 %. Posteriormente, en la entrezafra los productores obtuvieron muy buenos rendimientos de soja y maíz. “Con esto se recuperó entre el 20 % y el 25 % de lo que se perdió”, expresó.

Además, Sawatzky señaló que Bancop pudo renovar la cartera de créditos de los agricultores, para que estos no pierdan su categoría en la entidad bancaria. En ese sentido, destacó la gestión del Banco Central del Paraguay (BCP) durante la pandemia, ya que modificó y flexibilizó las reglas de juego para que las entidades bancarias puedan refinanciar a los productores. “Esto les posibilitó sobrevivir y seguir trabajando”, afirmó.

El campo no paró

Recordó que un buen porcentaje de las operaciones de esta entidad provienen de productores de alimentos. Por lo tanto, el movimiento se mantuvo en los últimos años marcados por la pandemia. “La producción primaria y la industria nunca pararon. Eso fue una gran ventaja y un privilegio para el banco”, sostuvo.

Perspectivas

Consultado sobre las perspectivas económicas, el presidente de Bancop señaló que existen elementos que afectan al país, más allá de la sequía. En ese sentido, se refirió al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, el cambio de poderes en Estados Unidos y la baja producción de alimentos en Europa. “Vemos venir un clima complicado en cuanto a la producción alimentaria. Tenemos actualmente una inflación de 11,5 % y es muy difícil tener una perspectiva clara de lo que nos espera en los próximos meses”.

Si bien la guerra afecta la producción de alimentos, ya que implica a dos de los principales países productores de Europa, y tiene un efecto sobre el mercado internacional, también es una oportunidad para países como Paraguay. Es decir, tiene la posibilidad de producir más y obtener mejores precios, señaló.

Al referirse al sector agropecuario en específico, recordó que es una actividad caracterizada por la necesidad de una recuperación permanente. “El productor siempre tiene que seguir ajustando los números para recuperar la plata perdida”, añadió.

A pesar de estas situaciones adversas mencionadas, Sawatzky avizora un buen cierre de año y afirmó que Paraguay tiene mucho potencial para crecer.

Año electoral

Gustav Sawatzky, presidente de Bancop.

El año electoral es otro factor que tiene un efecto sobre la economía. Sobre este punto, el presidente de Bancop dijo que la política incide en la credibilidad, y esta a su vez en la inversión. Por ello, señaló que es peligroso el ambiente político actual. “Afecta a la credibilidad y seriedad del país. Esperamos que bajen los decibeles, que terminen las peleas y que el sector político genere un clima de tranquilidad para brindar seguridad al productor, a la industria, y, sobre todo, a los compradores internacionales”.

Ante este panorama, indicó que es prioritario que la situación política no incida en las actividades de los sectores productivo y financiero. “Es importante separar y no mezclar. Hay que ser prudentes en el manejo”, recomendó.

Por último, manifestó que Paraguay tiene actualmente grandes oportunidades para atraer inversiones. Mencionó los resultados que obtuvo el país ante el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat), situación que impacta en la credibilidad. “Desde el 2015 venimos con buenos resultados, que ayudan bastante al sector financiero y al sector productivo”, expresó.

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.