Asunción
27 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

Crece la superficie sojera en el Chaco, aunque no sería el boom que se esperaba

El Chaco tiene un área de 250.000 km2, representa alrededor del 60 % de la superficie del país. Por ello, el potencial de crecimiento de la producción agropecuaria en esta región es realmente considerable.

No obstante, para que se dé el desarrollo esperado en el Chaco es necesario contar con mayor infraestructura, la aplicación de tecnología, el avance de las investigaciones e inversiones. Así dijo Gustav Sawatzky, vicepresidente de la Federación de Cooperativas de Producción (Fecoprod) y productor de la zona, a Diario Campo.

Maní, sorgo, sésamo y cártamo son los rubros con los que se trabaja desde hace tiempo en el Chaco. Sin embargo, en los últimos años la superficie destinada a la agricultura tuvo un incremento importante, porque los productores comenzaron a apostar a los cultivos de algodón, soja, maíz, arroz y, recientemente también trigo. Con esto, actualmente el área agrícola supera las 200.000 hectáreas, resaltó.

El crecimiento agrícola es muy beneficioso, ya que la rotación de cultivos ayuda a fortalecer y mejorar la estructura del suelo, manifestó. “Es importante que, con la aplicación de las tecnologías modernas, se pueda hacer dos o tres años de agricultura y después volver a la ganadería”.

La agricultura es una actividad fundamental, ya que provee una variedad de subproductos para la alimentación de los animales. Afirmó que el rubro de mayor crecimiento en esta región del país es la soja y el algodón, siendo este último el que cuenta hoy con tecnología que produce excelentes rendimientos y tiene precios atractivos.

En segundo lugar, mencionó la soja, que tuvo un incremento de superficie. Sin embargo, señaló que no será el boom que muchos pensaron. “Necesita de mucha investigación y aplicación de tecnología en el rubro, buscando las especies más resistentes a la sequia. Esto tiene su tiempo, por ello será un proceso gradual y continuo”, comentó.

Rendimientos

Los productores que acumulan agua tienen asegurada una buena cosecha. En la zona, la siembra de soja se recomienda hasta el 30 de enero. Los rendimientos, en su mayoría, están entre 1.500 y 2.800 kilos por hectárea.

En maíz, los productores están obteniendo rendimientos de 4.000 y 5.000 kilos por hectárea. Este es un rubro importante para la suplementación animal, especialmente en las épocas críticas.

Riego

Otro avance novedoso en el Chaco es la irrigación de toda la zona de Picada 500. Para aprovechar mejor esto, es necesario un camino asfaltado desde Mariscal Estigarribia hasta Pozo Hondo, afirmó Gustav Sawatzky. Se espera que la obra se inicie el próximo año. “Esto es muy importante para el fortalecimiento de la actividad agropecuaria, porque hay agua subterránea abundante , pero estamos iniciando los trabajos con tecnología avanzada”, señaló.

En este aspecto, comentó que Pioneros del Chaco tiene un convenio con INTA de Argentina para el intercambio de transformación de tecnología. En el país vecino tienen vasta experiencia con cultivos de algodón, maní y otros, específicamente en el Chaco argentino.

Investigación

Los trabajos de investigación de Ideagro, sumados a los esfuerzos de Pioneros del Chaco, dan una nueva dinámica para la presentación de resultados. Esto ofrece una capacitación tangible, para que el productor aplique en su unidad productiva nuevas tecnologías de producción. “Esto ofrecerá mayor fortaleza para el sector agrícola y ganadero”, agregó.

Con el incremento de la agricultura, la ganadería de carne y leche será fuertemente impulsada, porque todavía hay mucho potencial por desarrollar estos rubros en el Chaco.

Desarrollo logístico

Otro factor que genera optimismo en el Chaco es la Ruta Bioceánica, obra que permitirá un mayor desarrollo en la región. Además, actualmente está en construcción la Ruta de la Leche, una vía adyacente de 135 kilómetros tan solicitada por los productores de la zona. “Todo esto dará mucha fortaleza, más si pensamos en un futuro puerto, en Carmelo Peralta, por ejemplo”

Difícil momento para tamberos

Con respecto al sector lácteo, Gustav Sawatzky señaló que está muy afectado en estos momentos, por los tres años consecutivos de sequía que elevaron los costos de producción. “La leche es el único producto alimenticio, donde el precio al productor no subió de manera proporcional, en relación con los otros productos agrícola ganaderos. La situación está muy difícil. El tambero está luchando día y noche para sobrevivir. Pero estoy seguro de que se va a recuperar”.

Menos burocracia

“Agradezco al Gobierno por dar tanta importancia a la estructura vial del Chaco Central, que es fundamental para el desarrollo de la región”, dijo. El apoyo del Gobierno es indispensable para el productor, que requiere leyes que protejan su trabajo, le brinde seguridad y esperanza, manifestó. Al respecto, pidió menos burocracia a instituciones como el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades). “Necesitamos políticas y autoridades que se preocupen por el país y su gente, y que tomen decisiones que beneficien a la vida de miles de familias que viven de la producción, aportando de esta manera la noble tarea de producir para el país y el mundo”

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.