Asunción
25 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

Comenzó la siembra de arroz en Paraguarí y la empresa Farmer apunta a 9.000 hectáreas

Ya se inició la siembra de arroz en algunas de las zonas de producción del país. Es el caso de la empresa Farmer S.A., que la semana pasada desarrolló una jornada de campo en Caapucú, específicamente en la localidad Montiel Potrero, con el objetivo de mostrar todo lo que implica el cultivo de este rubro.

Cerca de 700 estudiantes universitarios y de escuelas agrícolas de la zona participaron en la jornada de campo desarrollada el viernes 19 de agosto. También estuvo el titular del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Santiago Bertoni. “Mostramos todo el proceso, para que los alumnos sepan todo el trabajo que hay detrás del arroz”, explicó Wolfgang Brönstrup, gerente de la firma.

Cerca de 30.000 hectáreas de arroz se cultivan en el departamento de Paraguarí.

La empresa  Farmer pertenece al Grupo Selecta. Se instaló en la zona hace ya 15 años, con una unidad ganadera, desde hace 8 años también se dedica al cultivo de arroz en el lugar. En la actualidad, destina más de 8.000 hectáreas a la siembra del cereal en esta localidad de Paraguarí, departamento en el que se cultiva una superficie cercana a las 30.000 hectáreas, según lo que comentó Brönstrup a Diario Campo.

Para esta campaña, el objetivo es lograr un rendimiento promedio superior a 9.000 kilogramos por hectárea. Recordó que, hasta el año pasado, la media rondaba entre 8.000 y 8.500 kilogramos por hectárea. Sin embargo, mediante algunos ajustes importantes en el campo en relación al riego, se consiguió superar la barrera de los 9.000 kilogramos por hectárea en las primeras parcelas. “Algunas prácticas culturales se deben cuidar muchísimo. Después de tirar el primer nitrógeno, el agua tiene que entrar en 3 o 4 días a la parcela. En ese aspecto hicimos los ajustes, y pudimos mejorar entre 500 y 600 kilogramos por hectárea”.

En cuanto a la superficie, la expectativa para este año es aproximarse a las 9.000 hectáreas. Para ello, la empresa se prepara con los reservorios de agua prácticamente llenos. “Nuestra condición depende mucho del agua”, señaló.

Durante la jornada realizaron demostración de aplicación aérea.

Genética

IRGA 424 es la variedad empleada en la zona, ya que esta es aún la que mejor se adapta y mejores resultados ofrece, señaló. “Tiene una etapa de floración y macollaje bastante diferenciado, lo que nos genera algunos problemas en la industria. Pero, es una variedad que tiene altos rendimientos y un potencial enorme, y todavía nos estamos dando cuenta que podemos producir entre 10.000 y 12.000 kilos por hectárea”, destacó.

Soja como alternativa

Si no se registran grandes lluvias en octubre, y la producción dependerá íntegramente de los reservorios, la empresa tendrá que redefinir cuántas hectáreas se destina al arroz. Como alternativa, Brönstrup señaló que tienen previsto sembrar soja en una superficie de 1.000 hectáreas, lo que además permite la posibilidad de rotar.

Por otra parte, la empresa diversifica la producción con ganadería. En ese sentido, en invierno cuenta con un área de 1.000 a 1.200 hectáreas de raigrás, en la que se suelta el ganado para pastorear.

Impacto del cultivo de arroz

Mostrar lo que genera este cultivo fue justamente uno de los principales objetivos del día de campo, además de dar inicio a la siembra 2022 del cereal. Para la jornada, Farmer tuvo el acompañamiento de instituciones públicas y empresas privadas que mostraron tecnologías en maquinarias, defensivos y de aplicación, específicas para este rubro.

Para la empresa fue el primer día de campo, y sirvió para demostrar el impacto que tiene el cultivo de arroz. Wolfgang Brönstrup recordó que Farmer inició sus operaciones con seis funcionarios, hace ya 15 años. En la actualidad, cuenta con más de 250 colaboradores. “Es un rubro que genera muchísima mano de obra, en una zona prácticamente olvidada. Hace 30 o 40 años había aquí una empresa grande, que después se retiró del lugar, quedando campos ganaderos con muy poca densidad de animales. Hoy, con el arroz, tenemos un rubro muy intensivo”, sostuvo.

Tras la evaluación del primer día de campo organizado, decidieron repetir todos los años, ya que generó el impacto esperado en los participantes y llenó las expectativas de la empresa. “Los alumnos de la zona quedaron maravillados al igual que Farmer. Creemos que es una forma de enseñar y poder hacer crecer este rubro que tanta mano de obra genera en lugares inhóspitos, donde normalmente hay muy poca intensidad de trabajo”, expresó.

Varias empresas fueron parte de la jornada de Farmer.

 

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.