Asunción
23 °C
nubes dispersas
Anuncie en el sitio

Paraguay tiene argumentos científicos para demostrar una producción agropecuaria sustentable

La semana pasada, referentes de varios gremios de la producción se reunieron con Raúl Cano, representante de Paraguay ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) y otros organismos en Ginebra. El objetivo fue reforzar el trabajo para que se reconozca que el sistema productivo desarrollado en el país es sustentable.

En la ocasión se hizo un repaso de las actividades que el sector productivo lleva en conjunto con la representación de Paraguay en Ginebra, explicó la licenciada Sonia Tomassone, asesora de comercio exterior de la Cámara Paraguaya de Exportadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco). “Hicimos un repaso amplio sobre las preocupaciones del sector con relación a los temas manejados dentro de la OMC”, señaló.

Los límites máximos de residuos fue uno de los temas abordados. Al respecto, Tomassone mencionó que este es un factor en el que trabajan con fuerza en varios comités de agricultura y medioambiente dentro de la OMC.

Durante la reunión, los representantes de los gremios pidieron que el trabajo siga en la misma línea, ya que Paraguay tiene en la actualidad un marcado protagonismo en la OMC y en varios de los comités. “Sabemos que nuestro país es sustentable en su producción agroindustrial, pero tenemos que demostrar eso al mundo”, afirmó.

Recordó que los ministros de Agricultura del Mercosur, y otros países de Latinoamérica, África y el sudeste asiático se encuentran en la misma tesitura, la de plantear que no existe un sistema de producción único en el mundo. “Se deben reconocer las buenas prácticas agrícolas y los sistemas productivos sustentables, que son diferentes a aquellos en la Unión Europea”, manifestó.

Pacto verde

Por otra parte, la asesora de comercio exterior de Capeco señaló que la Unión Europea pretende imponer su pacto verde al resto del mundo. En ese setido, y con la excusa de reducir los gases de efecto invernadero, plantean sistemas productivos que no se adaptan a todas las condiciones agroclimáticas, explicó. “Es imposible que un solo sistema pueda ser adoptado en todo el mundo. Por eso, el Mercosur en conjunto con otros países aliados, trabajan con fuerza para hacer reconocer sistemas productivos de los que tenemos información científica para demostrar que son sustentables”, expresó.

Uso de fertilizantes y contradicciones

Igualmente, Tomassone mencionó la proliferación de certificaciones sin base científica, que no reditúan en beneficios para los productores y elevan los costos de producción.

Además, se refirió a otros planteamientos no justificados, como el requerimiento de reducir el uso de fertilizantes que se encuentran en varios acuerdos de las Naciones Unidas. Sin embargo, señaló que la propia representante del PNUD en Paraguay valoró que el uso de fertilizantes ayuda a recuperar los suelos, a incrementar los rendimientos de los cultivos y a reducir la pobreza.

Tomassone señaló que las consecuencias del pacto verde ya se observan en Europa, donde productores de Alemania, Holanda e Italia se encuentran en permanentes protestas. En estos países, la reducción del uso de fertilizantes y defensivos agrícolas dificultan el control de los cultivos y desembocan en un grave descenso de los rendimientos, sostuvo. “¿Porqué tenemos que copiar sistemas productivos que ya demostraron que no son sustentables?”, cuestionó.

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.