Asunción
21 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

Siembra de soja en campos bajos para reacondicionar superficies arroceras

La siembra de soja en campos bajos se extiende en los campos arroceros; en especial, por la incidencia del arroz colorado, que exige sistemas de rotaciones más adecuados para reacondicionar las superficies más antiguas. En conversación con Diario Campo, Wolfgang Brönstrup, gerente de Farmer S.A., comentó sobre la experiencia de la firma.

Para esta campaña, la empresa destinó 9.340 hectáreas a la siembra de arroz. Además, dejó parte de la superficie para el cultivo de soja, en  la zona de Montiel Potrero, Caapucú (Paraguarí). “Tenemos que empezar a entrar con soja, por la rotación. El arroz colorado ya nos está exigiendo unas rotaciones más adecuadas para volver a poner en condiciones las áreas más antiguas. Estamos con 10 a 12 años de arroz en algunas áreas, y el arroz colorado nos está bajando muchísimo el rendimiento”, explicó.

Sobre las parcelas de soja, señaló que tuvieron un desarrollo vegetativo muy bueno, lo que evidencia que ya existen variedades genéticas que se adaptan perfectamente a los campos bajos. Igualmente, adelantó que esperan un promedio general de 2.600 kilos por hectárea. No obstante, el rendimiento pudo ser mucho mejor, sostuvo.

“No nos animamos a regar, y en el momento en que nos dimos cuentan que erraron con las lluvias pronosticadas empezamos a regar un poco, pero probablemente ya lo hicimos muy tarde. Pero la soja tenía un potencial por encima de los 3.800 kilos por hectárea, y probablemente perdimos 1.000 kilos por no haber mojado antes”.

Igualmente, la sequía no afectó a un área de 100 hectáreas que fue sembrada a mediados de noviembre. Por lo tanto, las plantas se encuentran en mejor forma. No obstante, aun se esperan las lluvias de finales de enero, ya que se estima que febrero sea más seco. “Hay que esperar. Eso es lo lindo, la adrenalina del agricultor, que cada día amanece con ganas de trabajar, lo que genera muchísima pasión”, expresó.

Superficie sembrada

Wolfgang Brönstrup mencionó que en esta campaña destinaron 490 hectáreas al cultivo de soja en los campos bajos, distribuidas en tres etapas de siembra. Adelantó que las primeras cosechas se iniciarán en 10 días más, aproximadamente.

Por otra parte, explicó que tuvieron muy poca incidencia de plagas y enfermedades, como consecuencia de la escasa humedad en las parcelas. No obstante, comentó que la firma despliega un calendario de aplicaciones preventivas. “Aprendimos que para tener altos potenciales de rendimiento por hectárea, uno tiene que hacer las aplicaciones preventivas contra la roya. Antes era control, ahora es preventivo”, expresó.

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.