Asunción
27 °C
nubes dispersas
Anuncie en el sitio

Es una realidad: llegaron los primeros 150 mil kilos de caqui fresco paraguayo a Europa

La empresa local Frutas del Paraguay S.A. concretó su primera exportación de caqui a España. La carga llega a Europa en contra estación, en un mercado de alta demanda para esta fruta.  Por ello, se puede colocar a un precio diferenciado.

También fue la primera cosecha de caqui para Frutas del Paraguay S.A., que tiene cerca de cien hectáreas cultivadas con esta fruta en Santa María de Fe, departamento de Misiones. En conversación con Diario Campo, el Ing. Forestal César Moraez, presidente de la empresa, mencionó que lograron una producción de 500.000 kilos, de los cuales se exportaron ocho contenedores a España, que sumaron cerca 150.000 kilos.

Con respecto al precio pagado por los compradores, explicó que en el proyecto inicial se estimaba un valor de 40 centavos de dólar por kilo, en finca. “Pero tuvimos una agradable sorpresa, y casi triplicó su valor en Europa, justamente porque llega en contra estación y es una fruta muy demandada”, afirmó.

Además, señaló que el clima paraguayo permitió adelantar casi un mes la cosecha, en comparación a otros países proveedores de la región, como Perú y Uruguay. “Eso también nos da la posibilidad de tener mejores pecios”, agregó.

Exploran otros mercados

Por otra parte, comentó que comenzaron las gestiones para exportar a Brasil y Argentina, desde donde también mostraron interés. Igualmente, el objetivo de la empresa es comercializar en el mercado local. No obstante, aclaró que la fruta debe pasar por un tratamiento pos cosecha para eliminar la astringencia. “Se le hace un tratamiento con CO2, en una cámara con atmósfera controlada durante 48 horas. Eso le saca la astringencia y sale lista para ser consumida”, explicó.

La empresa ya cuenta con la infraestructura para el tratamiento de pos cosecha. Sin embargo, para esta primera exportación no tuvieron el tiempo necesario para realizar el proceso en el país.

Certificación Global GAP

Sobre las gestiones para exportar a España, el presidente de la firma recordó que los trabajos se realizaron de forma anticipada, por lo que no tuvieron inconvenientes en ese sentido. Además, mencionó que la finca tiene la certificación Global GAP, que es uno de los requerimientos de la comunidad europea. “Tal vez sea la única finca en Paraguay que tiene esta certificación internacional”, destacó.

En paralelo, los cuidados en finca se realizaron de acuerdo con los parámetros de Europa, que es un mercado muy exigente en este aspecto. “Se hace todo un análisis de residuos, y todo eso se anticipó. Con el certificado Global GAP y el certificado fitosanitario del Senave, que nos acompañó siempre, no tuvimos problemas para la exportación”, sostuvo.

Parámetros para la selección de frutas

Fueron los mismos compradores los que llegaron hasta el país para acompañar el proceso de selección. Al respecto, Moraez explicó que la fruta tiene una piel muy sensible a los golpes. Por ello, la cosecha es manual, se realiza con guantes y extremo cuidado. “No se tiran a las cajas, sino que se van colocando de una manera muy cuidadosa. En ese sentido tuvimos resultados muy positivos”, aseguró.

Sin embargo, gran parte de los rechazos fueron a causa del planchado en las frutas. Es decir, la piel quemada a consecuencia de los efectos del sol, ya que en octubre comienzan a emerger los primeros frutos y deben enfrentar los meses más duros del verano. “Las frutas que no estén totalmente cubiertas por el follaje se queman. Tuvieron un planchado y fueron rechazadas, independientemente de que no tenían problemas por dentro”.

Otro inconveniente fue el rameado como efecto de la predominancia del viento norte. Es decir, con el movimiento se produjeron roces entre las frutas o contra las ramas, lo que generaron manchas en la piel. “Este fue otro problema que tuvimos, y que debemos ver cómo solucionar”, concluyó.

Fotos: Gentileza del MAG.
Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.