Asunción
11 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

“Hay que prepararse para una soja de USD 350 por tonelada”

Con una gran producción a nivel global y ante las proyecciones optimistas para las próximas cosechas, se espera que los valores de la soja sigan con una tendencia bajista. Incluso, proyectan un escenario de precios similar al que se tuvo entre el 2015 y 2020.

En la actualidad, con una abundante producción y un incremento de las existencias de soja a nivel global, los precios tienden a bajar porque los compradores se encuentran en una situación de mayor comodidad, explicó Federico Morixe, analista de agrofinanzas, durante una conversación con nuestro medio.

Ante este escenario, recomendó a los productores establecer una estrategia con seguros de precios, por si los compradores intentan bajar los valores por la mayor producción y una existencia global más grande, añadió.

Analista de agrofinanzas.
Federico Morixe.

De mantenerse los factores bajistas, el próximo piso de precio estaría entre USD 450 y USD 430 por tonelada, adelantó. Sin embargo, si el clima acompaña y se confirman las buenas proyecciones de producción en los diferentes países productores del mundo, la cotización podría descender aún más y bajar a USD 350 por tonelada para el próximo año. “Hay que prepararse para ese posible escenario, que fue lo que nos pasó entre el 2015 y el 2020, cuando los precios estuvieron entre USD 300 y USD 380”, agregó.

Crecimiento de la producción brasilera

Entre el 2021 y el 2022, los valores de la soja en Chicago estuvieron por encima de los USD 600 dólares por tonelada, lo que motivó a sembrar más a los productores de Brasil, señaló Federico Morixe.

Por otra parte, recordó que, años atrás, Brasil llegó a situaciones de existencias negativas; ya que exportaba su producción y después se encontraba con la obligación de comprar soja de Paraguay y Uruguay.

Esta situación hizo que los productores brasileros busquen nuevas áreas para sembrar más, ya que después de la cosecha, el precio de la soja se incrementaba más a nivel interno que en el mercado internacional. “Fue lo que pasó, se incrementó la producción en Brasil y se superó los 150 millones de toneladas. Incluso, para el año que viene se espera que siga subiendo”, sostuvo.

Con los valores actuales, es posible que la producción de soja en Brasil siga en crecimiento. No obstante, si el mercado presiona y los precios retroceden entre USD 100 y USD 150, podría desmotivar la expansión. “Igualmente, Brasil sigue siendo el país con más capacidad de producción en área, y probablemente también por costo de producción. Por lo tanto, facilitará a que China intente comprar todo de Brasil”, explicó.

Menor exportación de Estados Unidos

Por otra parte, recordó la situación observada entre el 2016 y 2017, con la guerra comercial no declarada entre China y Estados Unidos. Durante esos años, el gigante asiático se volcó a comprar soja de Brasil y dejó relegado como segundo proveedor al país del norte de América. “Puede ser que nos pase lo mismo”, señaló.

Si se repite este contexto, con menores exportaciones de soja estadounidense, se podría esperar que disminuya el área de siembra en Estados Unidos, pero para el próximo año. “Para este año, con los costos y los precios, se están volcando a sembrar mucho maíz y mucha soja”, señaló.

Además, mencionó que el productor estadounidense es muy ágil y eficiente en su estrategia comercial. Al respecto, explicó que desde hace varios años utilizan seguros, de siembra y de precio. “La producción estimada del 100 % de lo que están sembrando está asegurada. Entonces, todas las bajas que puedan venir no le afectan, pero sí afectan a los productores sudamericanos que no utilizan los seguros de precio”.

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.