Asunción
24 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

El Niño tomará el control en primavera y pronostican meses con buen registro de lluvias

El Ing. Eduardo Sierra, especialista en agroclimatología y asesor de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), presentó las perspectivas climáticas para la campaña de soja y maíz.

Con el objetivo de resumir la presentación, el experto explicó la situación del sistema climático de la siguiente forma: “estamos saliendo de una triple La Niña e ingresando a una zona El Niño. Normalmente, El Niño beneficia con lluvias fuertes a la región Oriental de Paraguay, que muchas veces son excesivas y generan problemas. En cambio, para el Chaco no es tan claro, a esta zona le conviene más que sea neutral”.

Además, Sierra señaló que viene un Niño de transición, con mucha fuerza e irregularidad. En ese sentido, dijo que, de acuerdo a la zona, puede tener diversas manifestaciones. “Empieza a los tropezones, pero termina en mayo, Si todo anda bien, la zafriña del año que viene, el otoño y el invierno, serán de El Niño”, adelantó.

En síntesis, las perspectivas agroclimáticas presentadas por Sierra adelantan unos meses con un adecuado registro de lluvias, a partir de septiembre.  Posteriormente, se espera la estabilización de El Niño al inicio del 2024, además de la recomposición de los niveles de humedad en todo el territorio paraguayo.

Ciclo de vida

Antes de abordar el comportamiento del fenómeno, el especialista señaló que subió la temperatura del océano Pacífico Ecuatorial, lo que confirma la presencia de El Niño. Sin embargo, aún no se observan sus características principales. “El Niño tiene un ciclo de vida. Aparece aproximadamente en marzo, pero en Paraguay, Bolivia, Argentina, el sur del Brasil y Uruguay los efectos comienzan a observarse recién en la primavera, cuando el sol llega al hemisferio sur”, explicó.

Dentro del escenario actual, la región Oriental de Paraguay se encuentra en una de las zonas privilegiadas, ya que la sequía sigue en Argentina y Uruguay, señaló. Además, mencionó que a partir de agosto se reduce de manera considerable el riesgo de heladas.

Igualmente, mencionó que la anomalía de la temperatura del océano Pacífico Ecuatorial es el indicador que confirma el fenómeno. Es decir, cuando está frío refleja la presencia de La Niña. En tanto, si se encuentra por encima del umbral de temperatura marca la de El Niño.

Prevén buen año agrícola

Tras la presentación de las perspectivas climáticas, el Ing. Agr. Luis Cubilla, asesor de Capeco, sostuvo que las características previstas permiten pensar en un buen año agrícola, al menos en lo referente a precipitaciones y temperatura. “No vamos a tener temperaturas muy altas, y vamos a tener una distribución de lluvias bastante importante durante los próximos cuatro o cinco meses”, señaló.

Es más, se espera un nivel de humedad muy importante a partir de octubre e incluso se prevén buenas lluvias en noviembre y diciembre. Ya entre enero y febrero se pronostica menor cantidad de precipitaciones, pero con un alto porcentaje de humedad en suelo todavía, indicó. “Vamos a tener buenos días para la cosecha, porque no serán meses de mucha lluvia, como sí lo serán octubre y noviembre”, añadió.

 

 

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.