Asunción
18 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

Afirman que la ley antideforestación de la UE es una barrera comercial disfrazada de medida medioambiental

Entre ayer y hoy se realizó la reunión de asociaciones relacionadas a la producción de soja y maíz del Mercosur, en Brasilia (Brasil). La Confederación Brasileña de Agricultura y Ganadería (CNA) organizó este encuentro, que  tras dos días de conversaciones culminó con un manifiesto sobre la legislación ambiental de la Unión Europea, en el que consideran los impactos nocivos que las regulaciones pueden generar en la producción de esta parte del mundo.

Específicamente, el manifiesto se refiere al Reglamento de la Unión Europea para Productos Libres de Deforestación (EUDR), que forma parte del Pacto Verde Europeo.  

En síntesis, las entidades que firmaron el documento destacan que en las últimas décadas los productores de Sudamérica adoptaron tecnologías que permiten producir alimentos de forma sostenible. Sin embargo, lamentan que se multiplicaron las medidas proteccionistas por parte de algunos países importadores, que utilizan las preocupaciones ambientales como justificación. “Son iniciativas que invierten la carga de la prueba, generalizan la culpa y cargan a los regulados con costosas pruebas de su inocencia”, reza parte del manifestó.

Además, aseguran que se relativizó, a través de las leyes, regulaciones o barreras comerciales, sobre el hecho que la agricultura de estos países está construida sobre los pilares de la sostenibilidad y la preservación del medioambiente.

Asimismo, califican a esta reglamentación como una barrera comercial disfrazada de medida medioambiental y alertan que tendrá impactos considerables en el costo de producción y el aumento de los precios de los alimentos, como también adelantan distorsiones del comercio mundial. En ese sentido, señalan que los principales afectados serían los pequeños productores.

Representantes de la APS y Capeco participaron en la reunión.

Viola la soberanía

Por otra parte, las asociaciones de los tres países mencionados coinciden en que la legislación viola la soberanía de los países exportadores, además de exceder los poderes regulatorios de la Unión Europea y situarse en una posición discriminatoria.

De acuerdo a lo señalado en el manifiesto, la clasificación de riesgo ambiental definida, subjetiva y unilateralmente por el EUDR, es inaceptable. En ese sentido, aseguran que afecta la imagen y reputación de los países, y que además distorsiona el comercio internacional, perjudica el acceso al crédito e implica un aumento de los costos de transacciones de los países.

Asociaciones

Firmaron el manifiesto la CNA, la Asociación Argentina de Maíz y Sorgo (Maizar), la Asociación Brasileña de Productores de Maíz (Abramilho), la Asociación Brasileña de Productores de Soja (Aprosoja Brasil), la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (ACSoja), la Asociación de Productores de Soja, Oleaginosas y Cereales del Paraguay (APS) y la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).

Fuente y fotos: CNA.

 

 

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.