Asunción
33 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

Condiciones climáticas de los últimos meses recortaron la meta de siembra de sésamo 

Sigue la siembra de sésamo en las principales zonas de producción de este rubro, e incluso podría continuar durante los próximos meses. No obstante, los factores climáticos adversos dificultan llegar al objetivo marcado al inicio de la campaña.

En comunicación con Diario Campo, el presidente de la Cámara Paraguaya de Exportadores de Sésamo (Capexse), Gilberto Ozorio, explicó la situación actual del cultivo. En primer lugar, señaló que la siembra aún no finalizó. Es más, puede continuar incluso hasta enero. “El periodo normal de siembra incluye todo el mes de noviembre, para todo el país, pudiéndose extender hasta mediados de diciembre, e incluso hasta enero, si así las condiciones climáticas lo permiten, y dependiendo de la zona y la variedad de la semilla”, señaló.

Gilberto Ozorio.

Además, mencionó que la siembra de sésamo blanco confitero sí está en la etapa final, y que podría quedar cerca del 5 % por sembrar durante la primera semana de diciembre.

Sin embargo, para el sésamo negro queda todo el mes de diciembre para sembrar, en especial en el departamento de Itapúa, donde se registró un retraso significativo en relación a lo planificado, como consecuencia de la situación climática que afectó a esta zona del país.

Con respecto al objetivo de siembra, recordó que al inicio de la campaña se planteó 100 000 hectáreas. No obstante, el clima no fue lo suficientemente favorable para llegar a esa meta. En ese sentido, mencionó los periodos de sequía seguidos de lluvias permanentes, factores que terminaron por recortar de manera considerable la ventana de fechas en la que el productor está acostumbrado a sembrar. “Dadas las condiciones climáticas de los últimos meses, se llegaría a un 70% de aquel objetivo trazado para el cierre de la temporada de siembra”, manifestó.

Replanteo del periodo de siembra

El titular de la Capexse explicó que el periodo de siembra para el sésamo pasó por un replanteamiento durante los últimos años, para adaptarse a la situación climática que se presenta en cada temporada. “Principalmente, se tiene en cuenta las precipitaciones y también la posible incidencia de plagas durante ciertos meses. Por lo tanto, se puede ser bastante flexible si se prevén estas situaciones y cómo subsanarlas en caso de que ocurran”, añadió.

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.