Asunción
24 °C
cielo claro
Anuncie en el sitio

Afirman que el lúpulo es una opción factible para el pequeño productor

Si bien requiere una inversión elevada, el cultivo de lúpulo puede ser una alternativa para los pequeños agricultores. Esto señaló Andrés Demp, de Guaraní Hops, empresa que comenzó a desarrollar este rubro en Paraguay.

Una de las características del cultivo de lúpulo es que requiere mucha mano de obra. Además, su producción no demanda una superficie de grandes dimensiones. “Es un rubro ideal para el pequeño productor. Va a requerir una inversión inicial, pero a la larga puede ser muy rentable”, aseguró Demp durante una entrevista para Diario Campo.

Con respecto a la inversión inicial, mencionó que la infraestructura, incluido el sistema de riego, tiene un costo aproximado de USD 30.000 por hectárea. Por ello, es necesario un acompañamiento financiero y técnico para desarrollar este rubro.

No obstante, ampliar la superficie ya implicaría un gasto inferior, ya que el costo del pozo artesiano solo se cuenta en la inversión inicial. Igualmente, la cotización del lúpulo en el mercado permite una rápida recuperación de lo invertido. “En una o dos cosechas ya se puede recuperar”, aseguró.

En relación al rendimiento, señaló que se puede obtener hasta 1.000 kg por hectárea. En tanto, el precio del lúpulo en el mercado es de USD 20 por kilo. Además, en Paraguay se podría realizar tres cosechas por año, mientras que en las zonas tradicionales de producción solo se logra una cada doce meses.  “Con media hectárea, el pequeño productor podría generar USD 10.000 por cosecha. Con tres cosechas al año, sus ingresos pueden ser de USD 30.000”.

Manejo intensivo

Por otra parte, Andrés Demp explicó que el manejo del lúpulo es delicado, requiere una atención prácticamente personalizada. Por ello, cree que este rubro es ideal para el pequeño productor, que le puede brindar ese tipo de cuidado. “Es un cultivo intensivo, que en áreas superiores a 2 o 3 hectáreas se complicaría el cuidado”, señaló.

Cervecerías artesanales

El uso de lúpulo en Paraguay creció de forma considerable, como consecuencia del desarrollo de la industria de la cerveza artesanal, señaló Demp.  Es decir, la demanda de este insumo es cada vez más alta, y hasta ahora Paraguay no tenía. “Nosotros nos dedicamos a la parte agrícola, y ahora nos estamos vinculando con los fabricantes de cerveza para ser sus proveedores”, aseguró.

Con respecto a la primera cosecha, que se realizó entre enero y febrero de este año, señaló que no lograron buenos rendimientos, como consecuencia de la sequía y por ser la primera experiencia con este cultivo. Igualmente, la producción llegó a las manos de las cervecerías artesanales locales, quienes tuvieron la oportunidad de probar y comparar. “Hay mucho entusiasmo con la idea de tener este ingrediente en el país, ya que el lúpulo que utilizan es importado, principalmente de Estados Unidos y Alemania, y les llega un producto viejo o de mala calidad. No es lo mismo que comprar un lúpulo fresco”, señaló.

Más allá de ser un rubro nuevo en el país, que todavía se encuentra en etapa de experimento, una cervecería local apostó al lúpulo de Guaraní Hops y lanzó una variedad 100 % con el ingrediente producido en el país. Incluso, logró una medalla de bronce en una competencia de cervezas artesanales que se realiza en el país. “Eso fue muy importante, porque fue calificado por jueces internacionales. Es decir, significa que el lúpulo nacional que se utilizó puede competir con lúpulos de otros orígenes”, destacó.

Cosecha 2023

Para la segunda cosecha, prevista para enero y febrero del próximo año, la expectativa es llegar a un rendimiento cercano a los 300 kilos de lúpulo en la parcela experimental de media hectárea. Es importante reiterar que el cultivo todavía se encuentra en fase de pruebas. Es decir, es necesario aprender más sobre el rubro para lograr el potencial de 1.000 kg por hectárea.

En relación a las proyecciones, Demp señaló que el objetivo es expandir el cultivo. Sin embargo, aclaró que ese crecimiento debe darse mediante el conocimiento adquirido sobre la producción del lúpulo y la aceptación que pueda tener el producto local en el mercado. “Ya tenemos otras personas que quieren producir. Estamos interesados en que se desarrolle el rubro, se consolide y crezca. Estamos abiertos a colaborar con el que esté interesado, para que pueda hacer las pruebas”, manifestó.

La parcela experimental de Guaraní Hops se encuentra en General Resquín, departamento de San Pedro. Tras probar una serie de variedades, en la parcela optaron por las Cascade y Victoria. “Hasta el momento son las que mejor resultados nos dieron”, señaló Demp.

Últimas Noticias

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.